Consejos para pintar paredes ¿brocha o rodillo?

Cuando vamos a pintar una pared debemos tener en cuenta algunos puntos, además del color y el tipo de pintura se debe elegir las herramientas que ayudarán a lograr un mejor acabado. Entre las alternativas más conocidas encontramos las brochas y los rodillos. Cada una de estas opciones tienen sus ventajas, pero en algunos casos pueden resultar más útiles que en otras. En este artículo te contaremos las características de cada una.

Beneficios de pintar con brochas

Pintar con brocha

Existe una gran variedad de brochas, la elección de cada una de ellas es bastante personal. Si tienes que pintar una superficie pequeña, como marcos de puertas o ventanas, gabinetes o una pequeña mesa una brocha será la mejor opción.

Con una brocha se pueden acceder a todos los huecos de la superficie y lograr un finalizado libre. Si te gusta pintar tomándote tu tiempo y disfrutas teniendo mayor movilidad la brocha es la opción correcta.

En el mercado encontrarás brochas de cerdas naturales o con cerdas de nylon o poliester. En el caso de que se utilice pinturas látex o a base de agua las mejores son las brochas de poliester o nylon. Estas brochas también pueden usarse para los pintores que eligen materiales a base de aceite. Las brochas confeccionadas en cerdas naturales son ideales para lograr mejor acabados en trabajos con barnices.

Cuando elijas una brocha deberás escoger correctamente el tamaño, las más pequeñas son usadas para los detalles y para las superficie chicas. Las medianas se usan para las esquinas y los marcos de puertas y ventanas. Las más grandes se usan para pintar puertas, paredes y grandes superficies.

También te puede interesar:  Pintar paredes con un rodillo con motivos