Nada mejor que un gran mural para darle personalidad a las paredes. Estas gigantes obras de arte pueden ser creadas tanto en el interior como en el exterior. En este artículo te daremos algunos consejos para pintar un mural interior y exterior.

Encontrar la correcta ubicación

Consejos para pintar un mural
Fuente: Angelo Amboldi

El primer punto que se debe tener presente a la hora de crear un mural es encontrar la correcta ubicación. Preferentemente , si vas a crear un mural exterior. podrás elegir un lugar que este fuera de las condiciones meteorológicas extremas, pero que si pueda ser disfrutado visualmente.

En el caso de que tengas pensado crear un mural en un sitio público o en algún lugar donde pueda verse por la población en general deberás consultar con las autoridades pertinentes y la población o vecinos acerca de tus planes, la programación y la ejecución del mismo.

Luego deberás medir el espacio disponible y crear un diseño apropiado, es decir, que el entorno acompañe. En muchas ocasiones el arte público debe vincularse y relacionarse con su vecindario. Muchos bonitos murales nos cuentan parte de la historia del lugar, o representan la flora y la fauna. Nunca está demás incluir un poco de cultura local en el diseño.

También te puede interesar:  Colores para pintar las paredes de verano ¡dale color a tu hogar!

En cuanto a la localización lo ideal será escoger una zona que no esté expuesta al sol directo, ni a condiciones meteorológicas que puedan estropearlo.

Evalúa la superficie antes de comenzar. No olvides evaluar la superficie y el tratamiento que podrás darle a la pared. En muchos casos será necesario darle un sellado a la mampostería Si el mural que vas a realizar será muy grande seguramente necesitarás algún andamio para trabajar cómodamente.

Diferentes tipos de pinturas

Ideas para pintar un mural
Fuente: Jeanne Menj

En las tiendas especializadas encontrarás distintos tipos de pinturas. Podrás elegir algunos productos con pigmentos naturales, que podrán ser usados junto con el yeso.

Muchos materiales son más difíciles de usar ya que requieren trabajar con mucha rapidez. Obviamente podrás usar aerosoles y pinturas de casa, tanto de exterior como de interior.

Transferir el diseño

Cómo pintar un mural
Fuente: Jeanne Menj

Cuando vayas a transferir o proyectar la imagen deberás crear una cuadrícula y usar una tiza para ir haciendo las lineas de forma proporcional a la ubicación de la cuadricula. Después tendrás que consultar la cuadrícula del diseño original y verificarla en la pared.

Otra alternativa es diseñar y cortar na plantilla de papel, esto te tomará un poco más de tiempo. Pero los resultados serán muy buenos, especialmente si no tienes mucha experiencia dibujando.

Si los murales son muy grandes suelen trabajar en equipos, recuerda que gran parte del trabajo no implica conocimientos ni capacidad artística. Los diseños pueden ir haciéndose por capas o por zonas de color.

Mantenimiento de los murales

Este tipo de obra de arte tiene una duración Por más que se haya hecho correctamente contará con un tiempo de duración que no será demasiado largo. En muchos casos el tiempo se reduce cuando la pared es porosa y no tuvo el tratamiento adecuado o cuando se han usado pinturas de calidad inferior. Por eso reiteramos la importancia de sellar la pared en donde se vaya a pintar.

También te puede interesar:  Decorando paredes

Los murales dentro de la casa

En muchas ocasiones se crean los murales en los interiores como grandes objetos decorativos. Son una muy buena alternativa para las habitaciones infantiles. En estos casos también es necesario verificar la condición de la pared.

Cuando se vaya a trasladar el boceto a la pared se tienen que evaluar distintos parámetros, que dependerán de la complejidad del dibujo. Hay varias opciones, podrás trazar una cuadricula o grilla o una silueta o contorno del dibujo usando tizas.

Antes de empezar a pintarlo deberás mover los muebles para no ensuciarlos, cubre el piso y coloca pinta de pintor en los lugares que sea necesario. Si antes se tiene que dar una mano de pintura a la pared lo mejor será usar látex satinado. En el caso contrario solo se deberá verificar que la superficie esté limpia, con pasarle un trapo será suficiente.

En el interior se usarán pinturas que sean de secado rápido y solubles al agua, estas serán más fáciles de limpiar. Ademas podrás conseguir envases de pequeños tamaños y una gran variedad de colores, estos materiales se pueden comprar en cualquier papelería artística. Los expertos en murales recomiendan usar pinturas a base de aceite, pero para los murales interiores los acrílicos son una excelente alternativa, además de ser mucho más económicos

En cuanto a los pinceles, se usan los de pelo sintético de alta calidad. Aquellos pinceles de pelo natural se pueden estropear fácilmente ya que el acrílico es un producto que se seca rápidamente.

Pintar un mural puede ser muy satisfactorio y los resultados serán asombrosos, si ya tomaste la iniciativa estás evaluando la posibilidad de hacerlo no deberás bajar los brazos, sabemos que puede ser trabajoso, pero hacerlo es realmente gratificante.

También te puede interesar:  Reparar grietas en las paredes de la casa