En este artículo encontrarás diferentes consejos para que puedas realizar el alicatado de tus paredes. Recordamos que el alicatado es la acción que se realiza en los muros y suelo de cubrir con azulejos esta tarea generalmente es realizada por un experto en la materia o por personas creativas con muchas ganas de cambiar el estilo de una habitación.

Dentro de los materiales que necesitarás para alicalar las paredes encontramos las baldosas o azulejos. Te aconsejamos comprar un poco más de los que vayas a usar ya que es frecuente que cuando se quiera hacer los bordes al cortarlos se desperdicien muchas piezas. El tubo de silicona con su pistola aplicadora serán necesarias para aislar el material del agua evitando que se estropeen fácilmente.

Alicalar las paredes
Fuente: Lucy Nieto

También necesitarás de cola impermeable o cola cemento para pegar las baldosas a la pared y de un separador plástico que se usa para mantener uniformidad entre cada una de las baldosas evitando que a medida se van secando se deslicen.

Esta técnica permite que en pocos pasos y sin demasiada inversión puedas renovar tu baño o cocina.

Herramientas necesarias: nivel de burbuja, metro, llana dentada de 7 milímetros, maza de goma, cortados para cerámico, paveta, gaveta, cubo, esponja, gafas protectoras, guantes. Materiales necesarios: baldosas de cerámicas, cola impermeable, tubo de silicona, separadores plásticos o crucetas.

Paso a paso del alicatado

Lo primero que deberás hacer es comprobar que la pared esté perfectamente lisa. Medirás la habitación para poder calcular la cantidad de piezas cerámicas enteras que necesitarás para una fila, a la medida deberás sumarle unos 5 milímetros de la cruceta o separador plástico.

También te puede interesar:  Arco de piedra para decorar paredes

Empieza siempre a alicalar desde abajo hacia arriba y de izquierda a derecha aplicando cemento cola sobre la pared con la ayuda de una espátula o llana. Aplica el pegamento en la baldosa y fíjala a la pared. Asienta la pieza en la pared dándole unos suaves golpecitos con la maza de goma. Coloca las crucetas o separadores para dejar la separación entre los azulejos.

Verifica si la primera fila de cerámicas o baldosas ha quedado bien nivelada. Continua colocando la siguiente fila de baldosas de la misma manera. Coloca la cenefa a un metro de altura si se trata de un baño y a 1,20 metros si estamos hablando de una cocina. Sigue colocando azulejos hasta llegar a techo o a la altura deseada. Dejar secar al menos unos 30 minutos. Mezclar el polvo y el agua en una gaveta hasta que se genere una mezcla homogénea, aplicar la lechada usando la llana de goma presionando de forma uniforme para rellenar los huecos.

Dejar secar una hora y limpiar con una esponja húmeda. Recuerda siempre usar las herramientas correctas para conseguir un buen acabado y un trabajo prolijo.

La plomada y el cordel se usan para saber el lugar correcto donde se ponen los azulejos, el cortador de baldosas será de utilizad para cortar las de los bordes de manera rápida y precisa.