Con el frío del invierno sólo apetece estar en casa con un ambiente acogedor y poder disfrutar del descanso y de nosotros mismo. Cuando llega la noche y tenemos que ir a dormir a nuestra cama, no hay nada mejor que sea confortable y sobre todo que nos sintamos bien arropados. Para conseguir todo esto tendrás que conseguir tener un dormitorio acogedor ¡te traigo algunos consejos estupendos!

Tu dormitorio tendrá que dar respuesta a todas tus necesidades diarias, por lo que primero tendrás que hacer un trabajo de reflexión acerca de qué necesitas tener; ¿un armario más grande o más pequeño? ¿Una mesita de noche o dos? ¿Lámparas de noche o apliques de luz? ¿sistemas de almacenaje? ¡Piénsalo bien!

Después de tener esto en cuenta tendrás que tener una buena iluminación en tu hogar, porque para que durante el día te aporte calma y bienestar, la luz natural será la mejor opción. Pero para cuando llegue la noche también tendrás que tener en cuenta la iluminación, pero en este caso la artificial, para que puedas tener luz en todas aquellas que necesites dentro de tu habitación.

muebles lacados
Fuente: Mazzali

Quizá sólo quieras una mesita de noche, o quizá prefieras tener una a cada lado, pero ya sea una o dos lo que resulta imprescindible es que tengas espacio de sobra en ella para poder poner tus objetos más importantes para la noche, como por ejemplo; tu reloj despertador, tu lamparilla de noche y quizá un bálsamo de labios.

Los textiles de tu dormitorio también son muy importantes para que sea acogedor, por lo que te aconsejo que optes por textiles suaves que te ayuden a encontrar la calidad que necesitas cada vez que te metas a dormir por las noches. ¿Has pensado en utilizar un edredón? Sin duda es una opción más que aconsejable para estar bien abrigado durante las frías noches de invierno.

También te puede interesar:  5 ideas para decorar tu vida en color oro

¿Qué es lo que necesitarías para conseguir un dormitorio acogedor?