La consola es un mueble muy práctico por definición, se puede colocar en espacios pequeños, ya que tiene poco fondo y casi no ocupa, es muy habitual en la composición de recibidores donde sirve como elemento decorativo y también para vaciar los bolsillos al llegar a casa, también se puede colocar a lo largo en un pasillo y en general en dormitorios salones, dependiendo del uso que le queramos dar. 

mueble142-terron

La utilidad y las ventajas de la consola se multiplican si optamos por un modelo de consola convertible, lo habitual es que de ser mutifunción, se pueda utilizar como mesa de comedor o como en el caso de la que proponemos en este artículo, como escritorio, resulta ideal para crear una zona de estudio o trabajo, en el interior de una estancia destinada a otra actividad, para usos ocasionales. 

Si en casa no disponemos de un despacho, en el salón o en el domitorio podemos colocar una consola como esta, si la mantenemos cerrada, adornada con un jarrón con flores o algún otro accesorio ornamental, servirá como elemento decorativo, en el momento en el que deseemos usarla para trabajar, la abrimos, acercamos una silla y manos a la obra.

Este modelo podemos encontrarlo en Terrón, inicialmente es una sencilla consola, con dos zonas diferenciadas, en la mitad izquierda se despliega un atril y un organizador para cartas y accesorios de escritorio, además incluye un cajón donde podemos guardar pequeños objetos personales, para mantener siempre el rincón de trabajo bien ordenado.

También te puede interesar:  Las mesas que huyen de Chul An Kwak