¿Dónde colocas tus pendientes? Puedes colocarlos en un joyero de los de toda la vida, o también, optar por una idea diferente y mucho más original. No es la primera vez que hablamos de ideas diferentes para colgar los pendientes y los complementos, muchas de ellas, que puedes hacer en casa.

Las ventajas de este tipo de ideas es que, además de que salen muy bien de precio, son muy originales y no tienen nada que ver con las más tradicionales, por lo que si te gustan los detalles diferentes para tu casa, se convierten en una idea que merece la pena tener en cuenta.

En este caso, un cuadro de IKEA se convierte en la base para la elaboración del colgador para pendientes. Se trata de uno de esos cuadros tipo lienzo, que llevan la tela en torno a un bastidor.

Sobre ese lienzo, se coloca una tela de malla, tipo red, sujetándola también detrás, en la parte del bastidor, para que quede lo suficientemente tensa. Se puede grapar en la parte posterior del lienzo. Los pendientes se cuelgan en los agujeritos de la red, sin necesidad de pinchar ni rozar el cuadro.

Fíjate en lo bien que queda…

¿Qué te ha parecido la idea? Sin duda, es todo un acierto. Puedes elegir el modelo de cuadro que más te guste: de una ciudad, con motivos florales, con estampados de formas geométricas… En este caso, el cuadro es de IKEA, pero tienes muchas posibilidades diferentes, puesto que este tipo de lienzos son bastante habituales y además, seguro que los encuentras a precios estupendos.

También te puede interesar:  Revisteros reciclados de envases plásticos

Suele haber muchos con fotos en blanco y negro de ciudades, y los tienes con forma horizontal, un rectángulo vertical… Elige el tamaño dependiendo de la cantidad de pendientes que tengas para colgar y del espacio del que dispones.

¡Seguro que te queda de maravilla!

Vía| Ikeahackers