La verdad es que las barricas son un objeto que puede dar mucho de sí, sobre todo si tienes imaginación y creatividad, ya que se pueden hacer cosas realmente originales. Una de las cosas que he descubierto en los últimos tiempos y que más me gusta, es que hay un montón de objetos que no utilizamos, que acabamos tirando a la basura y que podrían ser muy útiles para hacer decoraciones de lo más originales.

Por ejemplo, es el caso de las barricas. Seguro que no se te había ocurrido la idea de convertir una barrica en un macetero, ¿verdad? Pues como ves, es una muy buena idea que puede quedar muy bien.

Hay varias posibilidades diferentes, por ejemplo, cortar la barrica en dos y utilizar una de las mitades para hacer el macetero. La parte superior se puede trabajar para que el resultado sea más original, por ejemplo, o se pueden añadir detalles en cobre, en bronce envejecido… Todo depende del estilo que se quiera dar a la barrica y del lugar en el que se vaya a colocar.

Por otro lado, me gusta mucho la idea de cortar una parte en una barrica, dejándola entera pero con un agujero en el que se puede meter una maceta, como esta:

Sobre todo, queda muy bien con flores de colores alegres y llamativos, que contrastan con el marrón de la barrica.
Estas en concreto son diseños de Barricas, una empresa que se dedica a hacer cosas muy originales con barricas.

Por ejemplo, aquí van otros modelos, que también me han parecido de lo más interesantes.

También te puede interesar:  Telas para la decoración, diferentes estampados

Este tipo de maceteros con barricas son ideales para decorar el porche o la terraza de una finca, o el interior de una bodega, ya que tienen un estilo entre rústico y novedoso que las convierte en objetos decorativos originalísimos.

Vía| Barricas