Convierte tu pared en un imán con pintura

0
109

Seguro que en más de una ocasión has pensado en lo bien que quedarían determinados imanes como decoración en una habitación, por ejemplo. Pero por lo general, nos toca dejarlos en la puerta del frigorífico, que es la única superficie imantada que suele haber en nuestras casas.

Pero si de verdad te gusta la idea de decorar con imanes (tiene la ventaja de que puedes ponerlos y quitarlos a tu gusto, cuando te canses o simplemente cuando tengas ganas de hacer algún pequeño cambio), hay algo que seguro que se tencanta.

Se trata de la pintura imantada, que se aplica sobre una pared normal y corriente, y queda como si fuera una pared más, con la diferencia de que se queda imantada.

Una de las aplicaciones más útiles de este tipo de pintura es en el cuarto de los niños, ya que pueden colgar sus dibujos, posters y demás con imanes, sin necesidad de agujerear la pared. Bueno, y a lo mejor puedes utilizarla para decorar alguna habitación.

¿Qué te parece la idea? ¿Ya estás buscando imanes?

Foto de web de la casa

Dejar respuesta