corcho

Seguramente en muchas ocasiones habrás visto corchos, y puede que tú también hayas tenido el típico corcho en tu habitación en el que colgabas tus fotos y ese tipo de cosas, ¿verdad? Lo cierto es que se trata de una alternativa estupenda para organizar las cosas, pero también puede funcionar muy bien como elemento decorativo.

La verdad es que los corchos, tablones y demás, pueden ser un gran acierto. Por lo general, se suelen colocar en la habitación, en la zona de oficina… Pero un corcho o un tablón bien decorado puede ser una idea perfecta para decorar en otros puntos de la casa, como por ejemplo, la entrada.

En la foto tienes un ejemplo de lo más original que puede funcionar realmente bien. El corcho, que va forrado con una tela en un color suave, tiene una función decorativa pero además, realmente práctica.

Por un lado, puedes optar por colocar unas fotos en blanco y negro, más elegantes, decoradas con alguna que otra flor. Por otro lado, otra de las cosas que puede quedar realmente bien es algún recorte en letras retro de una canción, una poesía… Pero además, es perfecto para colocar unas llaves y no olvidárselas nunca al salir de casa.

Puedes optar por llenarlo de detalles en la misma gama de colores, que encaje con los tonos de la decoración de casa, o también por colocar distintos tonos, para conseguir un resultado con más contrastes.

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decoración de paredes infantil ¡con un helado de madera!