7 cosas que debes saber si vas a realizar una reforma integral de tu hogar

Son muchas las personas que en algún momento de su vida, tienen que acometer una reforma integral de su hogar. Los motivos pueden ser diversos, desde tratarse de una vivienda con muchos años, hasta buscar una distribución más adaptada a las necesidades de la familia. Independientemente del motivo, este tipo de reformas suelen ser un proceso complejo y en muchos casos no sepas ni por dónde empezar. Si este es tu caso, no os preocupéis, porque a lo largo de este artículo os explicaremos algunas cosas que debéis saber si vais a acometer este tipo de reformas.

Determinar las necesidades que buscamos

7 cosas que debes saber si vas a realizar una reforma integral de tu hogar 1

Una vez que hemos decidido acometer una reforma integral, lo primero que deberíamos hacer es un listado de las cosas que nos gustaría cambiar. Por ejemplo la distribución de las habitaciones, la instalación eléctrica o la fontanería. Antes de contactar con nadie, anotar en un papel todo aquello que queréis cambiar para después entregárselo al arquitecto que os hará el estudio de la reforma para que sea él quien se encargue de dar solución a vuestras propuestas.

Buscar un profesional con experiencia

Otra de las cosas importantes, es saber elegir a un profesional que tenga experiencia en todo tipo de reformas integrales. Su experiencia será de gran ayuda para dar solución a los problemas que puedan ir ocasionando. No dudes en buscar opinión sobre ellos para acertar con la elección.

También te puede interesar:  Una casa de ensueño: Villa Mayavee en Phuket

Comparar presupuestos

A la hora de afrontar una reforma integral, la mayoría de las personas busca que esta sea lo más económica posible. Para conseguirlo, es importante que pidáis presupuesto a varias empresas para poder comparar, indicando en ellos la calidad de los materiales, además de cualquier otra cosa que pueda ser de interés. En este caso, no siempre el más económico es la mejor opción, ya que puede ser que en ese caso, los acabados sean peores.

Elegir las calidades que queremos para nuestro hogar

Como ocurre con todo en esta vida, cuanto mayor es la calidad de los productos, más caro será el precio. Por este motivo, a la hora de elegir las calidades que queremos para nuestra casa, es importante saber el presupuesto del que partimos. Si todo lo elegimos de la mejor calidad, el precio final se disparará, y lo mismo no podemos hacer frente a esos gastos. En ocasiones es preferible bajar un poco la calidad de los materiales pero asegurarnos de que podamos hacer frente a la reforma.

Conocer los permisos de obras necesarios

Muchas veces os echa para atrás el hecho de pedir permisos de obras: Seguramente es por propio desconocimiento. La mayor parte de obras precisan de permisos muy sencillos de tramitar….Un arquitecto o decorador os gestionará todas las licencias necesarias. Si sois vosotros los que os encargaréis de todo el papeleo, acudid a vuestro Ayuntamiento para que os informen de todo lo necesario. Más vale preguntar e informarse, que ser denunciados por no cumplir con la normativa.

Ahorro energético

Hoy más que nunca, una reforma integral del hogar tiene que dirigirse hacia un menor consumo energético. Además, si orientamos los trabajos hacia una mayor eficiencia es probable que podamos acogernos con mayor facilidad a bonificaciones y deducciones estatales o autonómicas. También tu bolsillo y la economía familiar lo notarán rápido.

También te puede interesar:  Dormir en un barco

Paciencia, mucha paciencia

Por último, debes saber que una reforma integral no es cuestión de días, sino de muchas semanas. Ten en cuenta que las prisas nunca son buenas, y cuenta con la aparición de imprevistos que harán que los trabajos se alarguen aún más. Pero seguro que la espera valdrá la pena.

Además de lo que hemos hablado, ¿qué otras cosas pensáis que hay que tener en cuenta a la hora de acometer una reforma integral? Animaros y compartir con todos nosotros vuestros comentarios. ¡Os estamos esperando!