Cosas que me hubiera gustado saber antes de comenzar la mudanza

El pasado fin de semana terminé de mudarme de piso, y la verdad que ahora que por fin he acabado, puedo decir que ha sido un verdadero infierno. Creo que lo he hecho todo mal porque el esfuerzo ha sido brutal y nos ha llevado mucho tiempo. Esperas interminables, discusiones de pareja, pérdidas de enseres, roturas de muebles… El horror, vamos. Ahora que lo veo todo con perspectiva pienso que tendría que haber hecho las cosas de otra manera. Por eso y para que no cometáis los mismos errores que yo, me he animado a redactar este artículo al que tristemente he titulado «Cosas que me hubiera gustado saber antes de comenzar la mudanza».

Haz limpieza

Empiezo por el punto que, a toro pasado, considero vital. Deja el síndrome de Diogenes atrás y llévate a tu nuevo hogar lo imprescindible e importante. Así que, antes de empezar a meter cosas en cajas, lo ideal es que abras cajones y despliegues armarios para decidir qué vas a llevarte y qué cosas vas a dejar atrás. Hay cosas que de seguro les tienes un cariño especial. Pero salvo si ese cariño es insuperable, todo lo que no sirva, debes deshacerte de ello.

Si has decidido que no quieres ropa, puedes donarla a alguna ONG que acepte este tipo de productos. O por ejemplo, si quieres sacar algo de dinero, siempre puedes vender en alguna plataforma online de segunda mano. Así te liberarás de todos esos trastos y obtendrás beneficios.

Etiqueta y organiza bien

Hazme caso cuando te digo que es súper importante que etiquetes bien las cajas con lo que contienen dentro. No sabes las vueltas que he dado yo para encontrar la vajilla completa. Y por supuesto, intenta en la medida de lo posible organizar los productos dependiendo, o bien de la habitación donde van a ir, o simplemente, por el tipo de producto que son. No hagas cajas con mezclas de cosas. Es preferible que utilices cajas pequeñas e incluso bolsas con todo bien organizado, que una caja que contiene de todo.

También te puede interesar:  Consigue luz natural en cualquier rincón de tu casa

Por otro lado, mucho cuidado con los objetos frágiles. Si guardas vasos, copas y demás en una caja, acuérdate de poner la palabra «FRAGIL» en su superficie. Ese simple gesto, evitará muchas pérdidas.

Y una cosa más. Guarda los artículos blandos, como cojines, peluches, edredones, mantas, almohadas… en bolsas de basura. ¿Por qué? Así te resultará más sencillo rellenar esos huevos vacios que quedan en la furgoneta entre caja y caja. Además que ayudará a amortiguar a los demás enseres.

Simplifica al máximo los viajes

En mi horripilante mudanza íbamos llevándonos tanto muebles, como demás elementos en una pequeña furgoneta antigua. Esto es un error. Si no dispones de un vehículo adecuado para hacer mudanzas y tampoco tienes presupuesto para contratar una empresa dedicada a este tipo de cosas, yo sinceramente te recomiendo el alquiler de furgonetas sin conductor para mudanzas. Es lo mejor. Tendrás un vehículo más que amplio para transportar tus cosas y no tendrás que estar yendo y viniendo a cargar y descargar.

Por otro lado, el hecho de alquilarlas sin conductor abarata mucho los costes. Así que si dispones de un presupuesto ajustado, como era mi caso, no lo pienses y alquila una furgoneta sin conductor. No te arrepentirás.

Tranquilo, estas cosas pasan

Por último, creo que este es el consejo más importante. Una mudanza es complicada, no es un camino de rosas precisamente. Por eso, el hecho de que aparezcan crisis es lo más normal del mundo. Estamos quemados, hace tiempo que no vemos a nuestros familiares y amigos y cuando lo hacemos es para pedirles favores (no muy agradables, por cierto)… Nos enfrentamos ante un cambio importante, lo cual puede que origine momentos de estrés y de nervios a flor de piel. Es una reacción natural ante tal giro de guión. Así que, respira hondo, relativiza y, tranquilo, que estas cosas pasan.

También te puede interesar:  Papel y pintura 2

Espero que estos pequeños consejos os ayuden en vuestras próximas mudanzas y no sufráis lo que he sufrido yo. Si tenéis más consejos que aportar al artículo, no lo dudéis y hacedlo en la caja de comentarios. ¡Nos leemos!