En los cuartos de bebés no es necesario incluír una gran cantidad de muebles, con la cuna y el cambiador, si disponemos de un armario empotrado, prácticamente es suficiente, eso hace que en ocasiones, cuando preparamos la habitación en la que vamos a recibir a nuestro hijo, la veamos muy vacía y no sepamos como conseguir que resulte acogedora y como crear en ella sensación de hogar.

globo-osito-azulglobo-ositos

Podemos comenzar por elegir una bonita lámpara, que sea más bien grande y algo llamativa, para que resulte estimulante para el niño, por supuesto decorada con motivos adecuados para un dormitorio infantil, como las que vemos en la imagen de la marca Pasito a Pasito distribuidas por Diset, que representan un bonito globo con ositos, disponibles con los motivos de decoración en rosa, en azul o en blanco.

cuna-dosel

Otros muchos elementos nos pueden ayudar a conseguir un efecto acogedor, cálido y agradable, un puf o un sillón para niños con una forma divertida, un baúl juguetero que el niño podrá seguir utilizando aún cuando crezca, peluches grandes y pequeños colocados en estanterías, unas bonitas cortinas para vestir las ventanas, algún adorno en la pared, un mural, pegatinas o cenefas o una alfombra elegida, pensando en que en poco tiempo, el niño pasará mucho tiempo jugando en el suelo y la alfombra que elijamos debe resultar confortable y fácilmente lavable para ser adecuada para uso infantil.

Otro elemento que cobra gran protagonismo en la habitación del bebé si decidimos utilizarlo, es el dosel de la cuna, tradicionalmente, el dosel tenía como utilidad proteger a los niños de la luz intensa, pero en realidad hoy en día se utiliza como elemento puramente ornamental, también se puede adornar la cuna con lazos, o simplemente con un juego de cuna que sea completo y vistoso.