Es infinita la cantidad de elementos que puedes encontrara para decorar el cuarto de tus pequeños, pero lo que no es tan fácil de encontrar son elementos que te atrapen y te encanten para que se luzcan allí.

No puedes dejar pasar por alto la decoración de las paredes y si simplemente quieres dejarlas de color blanco para que luego te resulte fácil solucionar los estilos decorativos una de las mejores ideas son los cuadros.
En este caso los cuadros tendrán que ver con el estilo que hayas elegido para el dormitorio ya que no pondrás una imagen de una cascada en el dormitorio de tus hijos.
La idea es lograr la repetición de elementos en las paredes, en este caso la idea es colocar tres o más cuadritos, de pequeñas dimensiones (15cm x 20cm).

cuadro.jpg

Los marcos de los cuadros preferentemente deberían ser de igual color, rojo, rosa, verde, azul, violeta, etc, la idea de repetición así lo dice, ósea tres o más elementos iguales o con un mínimo detalle como variable.
Así que el cuadrito tendrá en su interior una lamina blanca y en el centro un avión, una flor, una mariposa, un auto, o el diseño que elijas pero recuerda que sea sencillo, un elemento solo.
Luego los colocas por la pared, en forma de cruz, en línea recta ascendente, en forma de V, etc, como tú desees, lo importante es que te diviertas con tus chicos decorando las paredes de su cuarto.

También te puede interesar:  Color azul en la decoración de un dormitorio infantil