Te proponemos embellecer tu estancia de forma sencilla, gracias a una obra artística que puedes crear tú misma. Como a menudo te hemos comentado, una obra de arte aporta un toque distintivo a tu hogar, ya sea una cuadro o una escultura. Es una buena idea optar por las copias de obras, ya que están al alcance de tu bolsillo y el resultado será ideal. Otra posibilidad es la que te ofrecemos hoy: tu propia creación artística.

Cuadro sencillo y con estilo

En la imagen podemos observar un cuadro pintado a mano muy original. Se ha elegido un soporte de madera, que se ha lijado y tratado con tapaporos. A continuación se ha aplicado una gruesa capa de pintura acrílica con brocha gorda, dejando conscientemente protuberancias de pintura, en tono beige, en este caso. Una vez seca la pintura, se ha escogido un motivo de plantilla, que se perfila varias veces. Las figuras se pintan en granate y se contornean en negro que se difumina con el fondo con un pincel fino.

Cuadro sencillo y con estilo (detalle)

El efecto del marco se consigue mezclando colores de la gama cromática que hemos utilizado: beige, granate, teja y negro. Se moja el pincel de brocha gorda con estos colores en la paleta y se procede a extenderlo, horizontal y verticalmente, rodeando el motivo y creando el marco. Recuerda que podrás variar los motivos y colores, consiguiendo con esta sencilla técnica una obra artística que centrará la atención de tu estancia.

También te puede interesar:  La belleza de la cerámica (parte 2)
  • nowak yanina

    estoy terminando de edificar una casa y necesito ideas para decorarla me gusta algo fino