Cuando tienes poco espacio y vienen invitados, uno de los principales problemas son las sillas. Porque a veces sólo tenemos las justas para cada miembro de la familia, y entonces ¿qué? Con la idea que te traemos hoy vas a quedar maravillada porque solucionará tus problemas de espacio al instante. ¿Quieres tener en tu casa multitud de sillas sin necesidad de apilarlas ni colocarlas alrededor de una mesa? ¿Por qué no las cuelgas en la pared?

Antes de que me digas que estoy loca, espera a ver el invento que he encontrado y después me cuentas. Se trata de Ambivalenz, un cuadro que sirve para sentarse. Sí, así como lo estás leyendo. Son cuadros muy modernos, elegantes y decorativos que se despliegan para convertirse en una práctica silla.

Estoy de acuerdo en que no es la silla de tu vida y que más bien se parece a esas plegables que ponen en las verbenas de pueblo. Pero es útil. Y sirve para sentarse, ¿no? Además es muy práctica y una vez que tus invitados se vayan no tienes más que volver a plegarla y colgarla en la pared.

Vamos, que si te quedas sin sillas no será por culpa nuestra, que te buscamos soluciones a todo.Puedes consultar los modelos disponibles en la página web de este producto. Seguro que encuentras alguno que vaya acorde a la decoración de tu casa, porque hay varios estilos muy bonitos y curiosos para elegir.

Qué, ¿a que no te esperabas que un cuadro sirviese también para sentarse?

También te puede interesar:  Claves para iluminar bien el dormitorio y el baño