Elegir un cuadro para decorar un rincón de la casa no siempre es fácil. En cualquier caso, hay que reconocer que los cuadros siempre son una apuesta muy acertada para darle un toque original y con personalidad a la decoración de interiores de cualquier casa. En el mercado se pueden encontrar cuadros de todo tipo y de todos los estilos, entre los que siempre hay alguno que encaja con la decoración y el estilo que queremos para nuestra casa.

Pero además, cada cierto tiempo se ponen de moda algunas tendencias que se convierten en aciertos absolutos a la hora de decorar en determinados espacios, y de eso precisamente vamos a hablar en este post. Los cuadros se llevan mucho, pero ¿habías pensado en la posibilidad de llenar una de las paredes de tu casa con un cuadro en un color único?

Fíjate en la foto superior, ¿a que queda de maravilla? Lo cierto es que se trata de una idea sencilla, puesto que el cuadro, en realidad, representa solamente un color, con diversos matices. Sin embargo, el resultado es impresionante, sobre todo cuando se elige un cuadro que llena toda la pared.

Además, elegir un cuadro en un color tan llamativo como el amarillo es perfecto para dar luminosidad a la estancia en la que se coloca, puesto que refleja la luz. Claro, que siempre existe la posibilidad de optar por otros colores, más claros, más oscuros… dependiendo siempre del estilo de la estancia, del espacio disponible… Lo cierto es que merece la pena apostar por un cuadro de este estilo, que destaca por su personalidad y por aportar un toque de modernidad.

También te puede interesar:  Un toque artístico en tu salón: "El Mayordomo cantante

Y si se te dan bien las manualidades, quién sabe, ¡a lo mejor hasta tú puedes animarte a pintar uno!

Vía| Apartment Therapy