negro

El negro es un color clásico, de los que no se pasan nunca de moda, pero es cierto que a la hora de optar por este tono en la decoración de la casa, hay que valorar muchas cosas.

Y es que no siempre encaja a la perfección en todas las casas, sobre todo en las más pequeñas, en las que puede resultar algo agobiante. Pero hay muchas propuestas que pueden ser perfectas para utilizar el negro en decoración con un resultado espectacular. Un ejemplo de ello es esta propuesta que puede ser un gran acierto para el salón, una salita de espera…

Se trata de pintar en color negro una de las paredes, y apostar por los cuadros para darle el toque de luz y color que puede hacer que el resultado no sea tan oscuro. Por eso, una de las mejores opciones es buscar cuadros en tonos claros y en colores alegres y animados, con los que se crea un interesante contraste.

No hay duda de que la idea es de lo más original y que puede ser perfecta para ponerle un punto de estilo a tu casa. La idea de combinar varios cuadros de distintos tamaños y estilos y darles un protagonismo absoluto en la pared puede funcionar muy bien y sin duda, la puedes aplicar en otras habitaciones, porque el resultado es espectacular.

Lo mejor es que puedes combinar diferentes cuadros que, sin duda, encontrarás a muy buenos precios en distintas tiendas. ¿No te parece una propuesta estupenda?

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Decoración de dormitorios infantiles vintage