¿Cuál es la diferencia entre un colchón de espuma y uno viscoelástico?

Conseguir un buen descanso durante la noche es fundamental para rendir al 100% al día siguiente. A la hora de alcanzar ese descanso pleno, contar con un buen colchó es parte primordial. Ahora bien, en el mercado nos podemos encontrar multitud de colchones elaborados de materiales diferentes como pueden ser los colchones de espuma o los colchones viscoelásticos, por citar algunos de ellos. La cuestión aquí es saber diferenciar los unos de los otros, algo que nos ayudará a elegir de mejor forma nuestro colchón.

A lo largo de nuestra publicación de hoy intentaremos explicar la diferencia que existe entre un colchón de espuma y uno viscoelástico, dos de los materiales más demandados por las personas en la actualidad.

Colchón de espuma

Los colchones de espuma suelen ser una solución muy versátil para todo tipo de hogares. Dentro de esta gama los podemos encontrar de diferentes tipos como pueden ser espuma HR o espuma de poliuretano. Cuanta mayor sea la densidad de la espuma, mayor comodidad ofrecerán para conseguir un mejor descanso.

Como suele suceder con otras tecnología, que hable de un colchón de espuma no significa que su núcleo esté compuesto de ese material. No hay que olvidar que el núcleo es el elemento que determina aspectos tan importantes como la firmeza o la durabilidad.

Ventajas de los colchones de espuma

Entre sus principales ventajas podemos destacar las siguientes:

  • Ofrecen movimientos independientes cuando son utilizados por varias personas. De esta forma se reducen el número de interrupciones.
  • Se trata de colchones más silenciosos.
  • Ofrecen gran estabilidad y rigidez, especialmente los de ala densidad.
  • Es posible encontrarse colchones donde se mezclan diferentes capas de espuma para conseguir mayor confort.
  • Este material permite la fabricación de medidas especiales que cuentan con mayor calidad.

Colchón viscoelástico

Cuando se habla de viscoelástica se hace referencia a un material que es sensible a la temperatura y al peso, siendo capaz de amoldarse al cuerpo de cada persona, recuperando su forma una vez se levanta del colchón. Gracias a esta propiedad, este tipo d colchones son capaces de aliviar las tensiones musculares, mejorar la circulación y ofrecer un mejor descanso.

Además de lo comentado, también tiene la propiedad de la resiliencia, es decir, poco a poco va volviendo a su forma original tras levantase de él, debido a que el material se va enfriando.

Ventajas de los colchones viscoelásticos

Veamos a continuación algunas de las ventajas más importantes de este tipo de colchones:

  • Se trata de colchones que ofrecen una firmeza media que combina con una gran adaptabilidad.
  • Son colchones que son capaces de adaptarse a la forma de nuestro cuerpo sin llegar a tener sensación de hundimiento.
  • También es importante destacar que son colchones que no realizan ningún tipo de presión sobre puntos del cuerpo. Gracias a esto, se consigue un gran descanso.

Elegir entre los diferentes tipos de colchones que existen dependerá de gran medida de nuestros gustos y necesidades. Lo más importante de todo es que elijáis aquel que mejor relación calidad – precio, así como el mejor descanso posible.

Scroll al inicio