No siempre se puede tener en un hogar un cuarto de baño exclusivo para niños porque no hay espacio o porque simplemente el gasto que supone volver a adaptarlo cuando crezcan supone un costo elevado de forma innecesaria. Por este motivo hoy quiero centrarme en darte algunas ideas para que puedas adaptar tu cuarto de baño a los más pequeños de la casa sin necesidad de invertir grandes cantidades de dinero y para que una vez que crezcan no exista ningún problema.

La primera idea y la más práctica es colocar una tarima o banqueta para que los niños se puedan subir y puedan alcanzar por ejemplo, el grifo del lavabo para poder lavarse las manos, asearse o lavarse los dientes junto contigo cada noche. Si prefieres una opción más fácil y que le sirva para cuando vaya creciendo por igual, lo mejor que puedes añadir es una escalera pequeña para que pueda subir con seguridad y además pueda seguir utilizándola a medida que vaya creciendo.

banqueta
http://www.decoestilo.com/

Otra idea original es poner un espejo a la altura de tu hijo (mejor si es un espejo que cuando crezca tu hijo puedas colocar y reutilizar en otra estancia y así seguir dándole uso), así podrá mirarse y arreglarse sin tener que subirse tantas veces a la escalera pequeña y además contribuirá a que sus hábitos de higiene sean los adecuados ya que le resultará divertido tener un espejo en el cual poder mirarse siempre que quiera.

También resulta importante colocar en cuanto tu hijo pueda ir al cuarto de baño solito o cuando le estés enseñando a hacerlo un adaptador para la tapa del inodoro o un inodoro para su edad en el caso que aún sea demasiado pronto para colocar el adaptador. Hay adaptadores que incluyen una escalerita que sin duda te aconsejo.

También te puede interesar:  El buzón de San Valentín para el hogar

¿Se te ocurre algún otro detalle importante a tener en cuenta para poder adaptar un cuarto de baño para los niños?