Cuarto infantil pintado en colores contrastantes

Generalmente, al decorar el cuarto o cualquier otra habitación de la casa, se suelen seleccionar colores que estén dentro de una misma paleta, variando en sus tonalidades. Sin embargo, una propuesta algo arriesgada, pero no por ello menos linda, es la de elegir colores que contrasten.

Algunas propuestas:

 

 

 

 

 

Combinación nº 1: verde manzana y azul eléctrico

Lo aconsejable, es pintar las paredes en uno de ambos colores y el otro, que predomine en las sábanas, acolchados y cortinas o almohadones. Siempre queda mejor el verde manzana en las paredes.

Combinación nº 2: Celeste y naranja

 

Esta combinación queda muy linda al querer otorgar más luminosidad a una de las paredes. Para ello, se pintan tres de color celeste y una, de naranja. Se puede completar colocando sobre esta última un cuadro en tonos amarillos o dorados.

Combinación nº 3: amarillo y lila

 

 

Cuando el color amarillo es claro, queda muy lindo combinado con lila. En esta combinación, se sugiere aplicar el tono amarillo en toda la superficie de la pared y cortar la misma con lila, ya sea a través de imágenes o con líneas geométricamente ubicadas y distanciadas por espacios calculados milimétricamente.

Cualquiera de las tres combinaciones son solamente sugerencias prácticas. No obstante, cualquier combinación bien pensada, y combinada explotando los espacios y las posibilidades que cada área propone, puede llegar a generar sorpresa y encanto.

Una propuesta a la innovación, a atreverse a jugar con los colores y generar a partir de ellos, una verdadera decoración new age.

Fuente: estilo y decoración

También te puede interesar:  Decoración habitaciones masculinas