Esta es una idea muy innovadora en decoración de dormitorios. Antes se creía que el color oscuro ya sea en los mubles como en la ropa de cama o las paredes provocaba un mal descanso o cosas así. Hoy por hoy utilizar este tipo de contrastes es muy chic pero además se comprobó que no existe tal cuestión y que la oscuridad del mobiliario y demás no provoca ningún trastorno.

1017591095_d6be3801841.jpg

La idea principal es combinar el blanco de las paredes con el negro del mobiliario, pero además mezclar algún otro color como el color arena y verde oliva para no hacer el dormitorio tan extremista.
Después que las paredes están pintadas de blanco puro y su textura es lisa pasamos al mobiliario. Se trata de un placard, la cama, una cómoda y las mesas de luz negras de madera, sencillas sin mayores detalles.

Luego pasamos a la ropa de cama, la idea es combinar sabanas blancas con una colcha verde corta, que permita ver las sabanas y con almohadones verdes grandes y blancos un poco más chicos.

Los detalles de las paredes, principalmente los de la pared cabecera de la cama son sencillos, en este caso utilizamos unas figuras ovoides de acrílico oscuras, pero puedes colocar un cuadro o el detalle que elijas siempre respetando la armonía del dormitorio.
En el piso utilizamos una alfombrado grande de color arenas a cuadros apenas perceptibles que le dan una base clara al dormitorio

También te puede interesar:  Ideas geniales para cabeceros de cama