Existen diferentes métodos y productos gracias a los cuales puedes cubrir las grietas que, por diferentes razones, aparecen en las paredes. Con el paso de los años las paredes empiezan a deteriorarse y aparecen algunas grietas. Las razones por las cuales aparecen son muchas: un mantenimiento incorrecto, un uso inapropiado, movimientos de las tierra.

Las paredes exteriores sufren más grietas que las interiores. Estas paredes están expuestos a los golpes y a la humedad. Afortunadamente son muchos los productos que permiten remediar las pequeñas fisuras.

Cubrir las grietas
Fuente: Julen Landa

Antes de reparar las grietas analizaremos la superficie sobre las que se generaron, la profundidad y en que parte de la pared se localizan. De esto dependerá la elección del material que se usará.

La superficie puede ser de hormigón, yeso, madera, ladrillo, cemento, piedra, paredes porosas, paredes impermeables. Las grietas pueden aparecer en las paredes y también en el suelo, techo, exterior e interior. Además pueden tener distintos grados de profundidad.

Si tienes que reparar una grieta pequeña podrás usar una masilla tapagrietas preparadas para aplicarse en la grieta. Normalmente es un producto que se seca rápido. Podrás colocarla tú mismo sin tener que contratar personal especializado. También podrás cubrirlas usando cemento blanco y agua. Antes de colocar el cemento se deberá verificar que la preparación tome cuerpo y no tenga grumos.

Si la grieta es más profunda aplicaremos alguna masilla universal, se puede conseguir ya preparada y lista para cubrir y rellenar las grietas y agujeros de hasta 10 centímetros de profundidad. En estos casos también se puede emplear bandas tapagrietas. Son fáciles de aplicar aunque son un poco caras.

También te puede interesar:  Decorar la pared del comedor con patchwork

Las grietas de los techos deberán ser tratadas de una manera especial. Si la superficie ha reparar es de madera existen masillas especiales en diferentes tonos, si el agujero es grande lo mejor es cambiar la pieza o utilizar un trozo del mismo tamaño. Para un techo de cemento o ladrillo se usarán los reparadores de resina o productos anticorrosión.