La llegada de un bebé a casa siempre es una buena noticia. Eso sí, trae consigo un montón de preparativos, y entre ellos, el de la habitación del bebé.

Ya hemos comentado en otras ocasiones que hay muchísimas ideas para decorar la habitación del bebé con detalles muy originales, aunque siempre existe la posibilidad de optar por los tonos crudos y en colores pastel, un estilo más clásico, pero que también encaja a la perfección.

No hay duda de que la habitación del bebé tiene que ser un espacio cómodo y pensado para que el pequeño tenga todas las comodidades, pero la verdad es que también hay que tener en cuenta su parte más decorativa. Así, me he encontrado con este montón de cunas de colores, que me han parecido todo un acierto para poner un toque alegre a la habitación.

Al tener tonos muy animados, tampoco hace falta buscar ideas muy complicadas a la hora de completar la decoración de la estancia. Es más, dejar que la cuna se lleve todo el protagonismo, siendo el centro de atención de la habitación, es una idea perfecta para ponerle un punto de alegría.

Así, no hace falta complicarse mucho más: la cuna aporta el color, y el resto de los detalles y muebles pueden ir en tonos neutros, o si los encuentras, en los mismos colores de la cuna, aunque tampoco hay que abusar demasiado.

Sin duda, se trata de una idea muy original que puede funcionar muy bien a la hora de decorar con personalidad.

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Habitación para un bebé, ¡a rayas!