¿Tienes en casa un interruptor de la luz viejo y no puedes cambiarlo de momento? Pues no te preocupes, que no hace falta que te desesperes, porque tienes formas muy originales de disimularlo.

La verdad es que me ha gustado mucho esta idea. Se trata de pintar el interruptor con un dibujo que te guste, para que no se note mucho que es viejo. ¿Te parece una buena ida?

En lo que se refiere al dibujo que puedes poner, las posibilidades son de lo más variadas, y todo depende un poco de tus gustos y de lo bien que se te de esto de las manualidades.

Pero bueno, siempre puedes recurrir a algún amigo para que te eche una mano, ¿verdad?

Además, puedes optar por dibujos de todo tipo y a lo mejor una greca o algo así también queda genial y no hace falta que seas un artista. Si te animas, ya nos contarás qué tal se te da…

Foto de Apartment Therapy

También te puede interesar:  Engaña a la vista para que tu salón parezca más grande