Hoy os vamos a mostrar cómo hacer vosotros mismos un elemento decorativo con mucho color, muy original, que da vitalismo y jovialidad a las paredes de cualquier estancia de la casa.

Es un elemento que podemos hacer fácilmente, y para ello necesitaremos muy poco dinero. Además, podemos colocarlo en cualquier parte de la casa como parte de su decoración, ya sea en un recibidor, salón, dormitorio, etc.

Material que necesitamos

  • clavijas o palos de madera de cualquier longitud
  • hilos de colores
  • mampostería de neón (lo encontrarás en cualquier ferretería)
  • pegamento
  • tijeras
  • escalera

 

Fuente: creativebug.com
Fuente: creativebug.com

Pasos que tenemos que seguir para su elaboración

Primero, vamos a comenzar preparando el hilo que vayamos a utilizar, cortando diferentes colores en tiras de diferentes longitudes. Hacemos cadenas alrededor de nuestro brazo, como podéis ver en la siguiente imagen.

Fuente: creativebug.com
Fuente: creativebug.com

No obstante podéis usar cualquier cosa para crear cadenas consistentes con el hilo, como por ejemplo de un pomo a otro, o de la mano al zapato para tener elementos de más longitud.

Dependiendo de cómo sean vuestros palos de madera, tendrás que hacer las cadenas de una longitud u otra.

Una vez que hemos hecho ese proceso, cortamos el hilo y colocamos el pasador en un lugar donde se puede colgar en la pared. Puedes clavar los palos de madera en la pared con la ayuda de una escalera o un  par de taburetes para subirte a una determinada altura.

Cuando estén listas las clavijas para conectar el hilo, vamos agrupando en diferentes colores los hilos.

También te puede interesar:  Pompones para decorar

Colocamos una pequeña línea de pegamento en la parte superior del palo y luego colocamos un grupo de hilo en el pasador y presionamos hasta que el pegamento se seque.

Tenemos que asegurarnos de que el hilo cuelga de la misma longitud por la parte delantera como por la parte trasera.

Una vez que todos los flecos de hilo están pegados, nos aseguramos de que están bien sujetos.

Si estáis utilizando clavos para colocar el palo de madera en la pared, los colocamos de modo que no esté pegado a al pared, habiendo una distancia entre el hilo y ésta, para que el hilo se pueda mover con facilidad.

Ahora pensamos en la forma que vamos a dejar los hilos, para crear un efecto de movimiento, y recortamos para crear una forma dinámica.

¡Ya tenemos nuestro original elemento decorativo en nuestra pared! ¿Qué os parece el resultado?