Dale un aire moderno a tu casa

0
103

Si deseas cambiar la decoración de tu casa hacia un estilo más moderno porque te has cansado de su aspecto clásico, porque quieres darle nuevas funciones al espacio o simplemente porque te apetece un cambio de aires debes tener en cuenta, que habrás de atender varios aspectos. Los espacios nunca deben estar recargados, al contrario, se opta por la simplicidad y por la funcionalidad. Se pueden eliminar los tabiques. Se reduce el número de habitaciones, pero se gana en amplitud y funcionalidad dada la continuidad del espacio.

Las paredes, techos y suelos, deben ir en sintonía y te ayudarán a marcar los nuevos espacios o a renovar los antiguos. Si tu casa posee piedra tras el revestimiento de cemento, puedes retirar este y dejar alguna pared con la piedra natural. Es adecuado para la pared del salón, para la habitación y para el baño. O, al contrario, dejar un enlucido de concreto natural. También puedes jugar con los acabados: piedra y concreto, cristal y madera, etc. En todos los habitáculos deberán predominar las formas puras, y no recargar nunca el espacio. La iluminación cobra especial importancia. Opta por distribuir lámparas y focos, de modo que su luz contribuya a separa los espacios y cree distintos ambientes. Acorde al diseño contemporáneo, la propuesta son las lámparas metálicas y de papel.

Salón con paredes de concreto de estilo moderno

Los muebles deben ser siempre funcionales, de formas rectas y colores lisos, preferentemente. Las combinaciones de negro y blanco crean un estilo muy interesante. También se pueden encontrar diseños muy innovadores que combinan las formas rectas en su estructura de madera o metal, con tapicerías en materiales lavables. Cuanto más livianos sean los muebles, mayor sensación de amplitud tendrás. Escoge muebles que no pesen excesivamente, porque así podrás moverlos y darle dinamismo al espacio. Innova adquiriendo electrodomésticos de formas originales, e incorpóralos en la cocina de forma que aproveches el espacio todo lo que puedas. La idea es crear una sensación de sencillez, utilidad y limpieza. Lo ideal es integrarlos en un mueble. Los diseños más actuales pasan del clásico blanco a los colores llamativos, el negro y el metálico industrial. Estos dos últimos son los que aportan un toque más contemporáneo y serán más duraderos. Si optas por algún color, debes ser consciente de que te limitará el resto de la decoración de la cocina, ya que debe estar en sintonía. En el baño opta por formas rectas en grifería. Para la bañera o ducha escoge también un diseño contemporáneo. Juega con el espacio que tienes y con materiales industriales como cristal, concreto, metal, espejos… Integra algunos elementos en las paredes, como jaboneras o estantes. La nueva tendencia es que los lavabos simplemente cuelguen de la pared, sin encimera ni pie. Con esto ganas mucho espacio.

Dejar respuesta