¿Recuerdas las muñecas rusas (por cierto, quedan genial para decorar)? Pues ahora, imagina ese mismo concepto aplicado a una silla: una muy pequeña que se mete dentro de otra y así sucesivamente, hasta llegar a una silla grande que contiene a todas las demás.

Pus eso es precisamente Inception Chair, este diseño de Vivian Chiu. De acuerdo, no te podrás sentar en ella cuando esté desmontada, pero cuando todas las sillas están dentro una de otra, encajan a la perfección y puedes sentarte sin miedo.

Sinceramente, es una de las mejores y más ocurrentes sillas de diseño que he visto últimamente, ¿qué te parece a ti?

Vía| Likecool

También te puede interesar:  ¡Quiero esta silla para trabajar!
  • Pingback: Decoracion.BlogsInside.com » Blog Archive » De menos a más()