Si vas a la playa en estas vacaciones, tienes que aprovechar y regresar con una buena dotación de caracolas y estrellas. Obtendrás, con ello, un hermoso detalle para dar a tus ambientes un toque natural y fresco. ¿Cómo lograrlo? Te presentamos algunas ideas para que coloques esos obsequios del mar en tus ambientes.


La manera más sencilla de exhibir tus colecciones de objetos marinos es emplazarlos en tus libreros y repisas, dejando que destaquen y revistan cuadros y cerámica.

Casi podríamos afirmar que el emplazamiento ideal de la decoración marina es el baño, Sólo reúne tu colección de corales, caracolas y estrellas en un cesto, y tendrás un centro encantador para el mueble del baño.

¿Un dulcero en una concha? Si tienes una lo suficientemente grande, no lo pienses. Es un detalle original y encantador.

A juego con la madera añeja. Si tienes muebles y marcos con madera decapacada, los objetos marinos, con su irregularidad y apagado colorido, resultan detalles a juego, vistosos. Juntos irradian una curiosa atmósfera, sosegada.

Imágenes | BHG

 

 

También te puede interesar:  Casa ecológica