Los espejos son excelentes si se quiere lograr una decoración diferente. Gracias a ellos los espacios se ven más grandes y espaciosos, además de ayudar a que se vena más luminosos.

Los espejos son una buena opción para cuartos pequeños pero también son buenos para los que necesitan una mejor iluminación natural. Lo ayudará a que tus ambientes se vean más complejos y atractivos.

Decora con espejos

Para usar los espejos correctamente se deben tener en cuenta algunas pautas, por ejemplo, que es lo que se reflejará en ellos. No los coloques de tal forma en que se refleje nada que no quieras que sea agrandado en tu hogar, por ejemplo una pared con mala decoración o una vista que no sea demasiado atractiva de una ventana.

También se debe pensar en el tamaño de los espejos. Si bien los espejos grandes no se verán mal evita colocar uno que sea demasiado pequeño en una pared muy grande, salvo que uses varios creando un collage. Piensa en los marcos, trata a los espejos como cuadros, por eso debes pensar en marcos que formen parte de la decoración.

Para conseguir que un espejo brinde amplitud a un ambiente colócalo frente a una ventana. El reflejo del paisaje se podrá disfrutar dentro de tu hogar generando que se vea más grande. Otro buen lugar para colocar un espejo es en la pared sobre la chimenea.

La chimenea es el centro de atención de un ambiente. Coloca el espejo sobre la chimenea y le brindará un mayor énfasis a ese rincón de la casa.

Foto | Flickr

También te puede interesar:  Trucos para renovar las paredes de madera
Compartir
Artículo anteriorDecorar una habitación de bebé con mucho estilo
Artículo siguienteDIY: Cómo hacer mariposas de plástico
Mi nombre es Leticia del Pino. Soy Licenciada en Publicidad y trabajo como Editora de Contenido desde hace varios años. En este blog podrás encontrar mucha información acerca de cómo decorar correctamente las tus estancias. Verás como el desafío de obtener buenos resultados no es tan complicado como parece