Una manera bella y sofisticada de decorar tu pared es instalando materiales que asemejen el oro u otros materiales preciosos (sin duda si cabe la posibilidad de decorar con el material auténtico, en láminas, perfecto). Pero el oro, en especial, resulta espectacular en una de nuestras paredes del salón o sala de estar. Lo más sencillo es buscar entre la amplia gama de catálogos de papel vinílico. Existen ahora unos diseños muy modernos en oro y plata que le pueden dar ese toque que faltaba a tu ambiente, ya que encaja con el lujo, pero también con la elegancia, lo clásico y lo moderno. Son colores que nunca pasan de moda

Incluyo en las fotografías una habitación revestida completamente de ámbar, imitación de una original que ahora está perdida (desde la segunda Guerra Mundial), y que estaba instalada en un palacio de San Petesburgo, considerada una de las maravillas modernas de la Humanidad. Es un buen ejemplo de decoración a imitar en una pared.

Los paneles de aluminio dorado o plata se instalan como cualquier estructura, con fijaciones y prácticamente sin obra. Ahora bien, si deseamos, como en la foto, colocar iluminación para intensificar la decoración, quizás necesitemos la ayuda de un electricista, para que la instalación de la distribución sea la correcta y no hayan sobrecargas de sistema

La pintura dorada o plateada es también una opción. Podemos pintar con esmaltes tanto acrílicos como sintéticos, objetos (figuras geométricas) del material que queramos colorear y pegarlos sobre un fondo de pintura plástica dorada, o gris plata si deseamos este color en nuestra decoración. Si pintamos los objetos decorativos con spray y en muchas capas de rápida aplicación, obtendremos un acabado muy bueno. Recordad los consejos de anteriores post a la hora de aplicar los materiales, pues siempre viene bien repasar antes de olvidar algún detalle que nos estropee la decoración.

También te puede interesar:  Vuelve el blanco a las paredes

Toni Ferrando.