Cuando entramos en un restaurante, siempre llama la atención, esa servilleta sobre el plato que tiene formada una bonita y curiosa forma, algo que resulta muy bonito y original de presencia.

Esta es una forma de atender a cualquier invitado antes de sentarse a la mesa.

Si quieres decorar una fiesta infantil, los colores de las servilletas han de ser muy vivos, una recomendación, es de elegir solo dos colores, así tendrá más uniformidad. Como centro toma un trocito de tela a cuadros y ves anudándolas, quedan muy originales.

Si la decoración es para adultos, una muy sencilla y bonita, es la servilleta plegada en forma rectangular y alrededor una cinta a modo de carta y del color que más te guste.

Si la fiesta está ambientada más juvenil, en unos vasitos, puedes formar una flor a modo de rosa, simplemente enrollando la servilleta a modo de pañuelo, esto da un toque muy elegante.

Cuando se trata de niños, no se adorna la mesa para ellos, sino para los adultos que se van a sentar a comer, pero si se trata de celebrar algún evento infantil, por ejemplo, un bautizo, puedes poner un detalle en la servilleta al plegarla. Si la enrollas a modo de pergamino, le puedes colocar una cinta alrededor y en esa cinta depositar enganchado una pequeña cigüeña o si lo prefieres más de broma un pequeño chupete. Será el encanto de los invitados.

Piensa ahora en qué modelo te gustaría trabajar y para qué ocasión, seguro que se te ocurre alguna forma de sorprender a tus invitados.

También te puede interesar:  Solución para baños pequeños

Fuente: decora decora