Las habitaciones pequeñas se pueden decorar para parecer más espaciosas. Hay que tener en cuenta que no es una habitación pequeña, sino acogedora. Hemos de plantearnos antes de decorar para qué clase de actividades vamos a destinar esta habitación (leer, juegos para niños, ver la televisión, trabajar con el ordenador, estudiar…), esto dará sensación de organización , uniformidad y ahorro de espacio.

Una herramienta muy útil, es usar la ilusión óptica. Los cuadros grandes dan sensación volumen, los muebles altos y delgados desvían la mirada hacia el techo y esto se puede aprovechar para colocar libros, fotos, cajas… y así la vista se aplica de bajo hacia arriba pareciendo un espacio más amplio.

Los muebles pueden ser de diferentes escalas, es decir, si necesitas mesilla, sillas y sofá, no tengas miedo a colocar alguno de estos complementos más grande o pequeño que el otro, esto da una imagen compacta. La decoración adecuada hace que las miradas se centren en los detalles decorativos y evitan la distracción de observar la habitación en completo, si el problema es que tienes demasiados adornos para decorar, ves renovando y alternado unos y otros, esto de imagen de imaginación continua y variedad en el estilo. Puedes variar en las diferentes estaciones del año, en diferentes fechas o celebraciones, etc.

Lo más importante es que lo hagas con tu propio gusto y personalidad, cada centímetro de la habitación dará cuenta de tu afán y preocupación por el hábitat de tu casa.

¡Ánimo y manos a la obra!

Fuente: facilísimo

También te puede interesar:  Sillón con baño...de píes