La pintura de su habitación en blanco y negro, es una excelente manera de enviar un mensaje de delicadeza y energía a quien visite tun hogar. Estos dos colores se utilizan popularmente en el diseño de interiores contemporáneo, y no salio a la moda hasta hace pocos años.

El negro y blanco en un salón, es una de las mejores opciones en cualquier hogar, ya que la combinación de estos dos colores, siempre busca nuevas e innovadoras formas.

Una vez que te hayas decidido sobre estos colores, no hay nada más que pensar, ya que tus habitaciones desfilaran clásicas y elegantes, y dando un mejor aspecto que, sin duda, impresionara  a cualquier visitante.

Debes considerar la incorporación de alfombras con estampados de cebra, sobre todo en el centro del espacio, ya que esto añade un efecto óptico lleno de matices opuestos.

Esto dará esa sensación de lujo que siempre has querido. Este lugar no es solo para entretener a los invitados, sino que también te proporciona un lugar para relajarte. Una vez con esto, no tienes porque preocuparte de la reordenación de los muebles para llevar a cabo un cambio en el estado de ánimo durante mucho tiempo.

Fuente: facilísimo

También te puede interesar:  Decorar el dormitorio con pared de franjas