Si estás pensando en redecorar tu casa, o en cambiarle los colores a tus paredes, no puedes dejar de leer esta nota. Cada color brinda sensaciones diferentes y nos trasporta cada un a un ambiente muy particular. Es muy importante conocer los efectos de cada color antes de llevarlos a nuestro hogar. Por eso, hemos traído para ti características únicas que definen a cada uno, entre ellos:

  • Blanco: uno de los colores más comunes a la hora de pintar las paredes de un ambiente. Transmiten pureza, pulcritud y racionalidad. Es un color ideal para ambientes pequeños ya que tiene la capacidad de “ampliarlos”. Este color propicio para quienes desean decorar su hogar con un estilo minimalista.

blanco

  • Rojo: este color es ideal para personas con problemas sociales, ya que ayuda a activarlas y a impulsarlas a realizar cosas. Es un color más difícil de integrar en nuestra decoración. Lo ideal es hacerlo mediante elementos decorativos, almohadones, u otros accesorios.

rojo

  • Azul: es un color ideal para habitaciones destinadas al relax, como una habitación por ejemplo. Representa la frescura del mar, pero debe compensarse con una excelente iluminación, debido a que es un color oscuro.

azul

  • Amarillo: es un color cálido, que brinda energía, ánimo y alegría a quienes se encuentren alli. También resulta un color ideal para los accesorios de la decoración, y en el caso de pintar una pared debemos hacerlo en sus tonalidades más claras.

amarillo

También te puede interesar:  Decoración con plantas