Decora la habitación del bebe con tonos claros

Los tonos claros, son los idóneos para habitaciones de espacios reducidos, que no tienen mucho espacio.

Aun así, las tendencias que marcan la decoración infantil, sugiere estos colores en cualquier espacio, de cualquier tamaño.

Aun siendo la habitación amplia, la aplicación de colores claros, aportan amplitud y desahogo en el espacio, lo que hace que el niño se sienta abierto en su estancia.

Aparte de efecto amplio, estos tonos también tramiten paz, pureza y tranquilidad, al no ser colores estridentes o fuertes, lo que hará que el pequeño se sienta cómodo y relajado en su habitación.

Cuando un niño nace, este detecta una serie de primeras sensaciones, y por ello, es muy importante una aplicación de colores putos y suaves, para que el niño tenga unos primeros sentimientos de paz y tranquilidad.

Los colores claros no se limitan al blanco o color hueso. Todos los colores de la paleta, tienen tonalidades claras, desde el rosa, al azul, amarillo, verde, etc.

Los mismos expertos en decoración aconsejan la aplicación de colores de la paleta de tonos claros, ya que permiten la correcta distribución de luz, y son los tonos ideales para decorar la habitación de un bebe.

Cada color tiene su significado, y en la paleta de tonos clatros, también lo tienen.

En el azul, tiene el significado de calma, armonía, amistad e inteligencia; en el verde la naturaleza; el blanco significa pureza, calma y armonía; el rosado, amor y protección; el amarillo, felicidad, alegría y calidez; y el violeta; calma y relajación.

Aplicando estos colores, conforme a lo que quieras transmitir a tu bebe, y que este perciba, en la gama de tonos claros, aportaras, además, la paz, tranquilidad y amplitud, aparte de la luz.

También te puede interesar:  Decoración para habitaciones de peques entre 8 y 10 años