A la hora de ubicar y decorar nuestro cuarto de baño, el Feng Shui nos ofrece una serie de consejos a tener en cuenta, las cuales son fundamentales para concentrar e impedir el escape de las energías positivas.

  • Por un lado, es importante tener presente que un baño no debe ser ubicado en el hall de ingreso, cerca de la puerta principal, ya que es probable que este absorba toda la energía antes de que esta pueda circular por el resto del hogar.
  • Por otro lado, tampoco es recomendable ubicar un cuarto de baño en un segundo piso, justo sobre la puerta de entrada principal de la casa. Esto es así ya que, de lo contrario, podría inundar de energía negativa todo lo que ingrese al hogar.
  • Por último, tampoco debe ser ubicado en un segundo piso, justo sobre el área destinada a la cocina, ya que se debe tener presente que el agua es una fuente de energía y al encontrarse allí ubicado, esta podría relacionarse con el elemento fuego, lo que podría provocar daños en la salud de los integrantes del hogar.

Fuente: OkDecoracion.

También te puede interesar:  Decorar un baño francés