Si trabajas en casa a través de Internet, algo que se está extendiendo en forma de trabajo, además de ser muy interesante y cómodo para cualquier persona, tu espacio de trabajo, se convierte en muy importante, has de tener un lugar independiente, separado del resto de los lugares de la casa, para poder así, trabajar con independencia. Para ello, hay detalles que no se deben pasar por alto como por ejemplo, la funcionalidad de los muebles, estos han  de ser útiles y cómodos para que te sirvan de organizadores y a la vez de separadores para estar más concentrados. Librerías y estantes, pueden hacer este papel. Hay librería con ruedas que te sirven para separar cuando convenga el lugar de trabajo o si necesitas más o menos espacio en diferentes momentos.

Algo muy básico, es el escritorio y la silla. El escritorio puede ser con cajones o solo mesa, los que no llevan cajones son más modernos, pero habrás de tener un auxiliar, tipo estante para poder colocar el resto de documentos o utensilios que necesites. Los de vidrio están más a la última, pero si prefieres la madera, también hay modelos muy bonitos. En cuanto a la silla, no cojas una del cuarto donde estés, opta por una cómoda o ergonómica, recuerda que es tu lugar de trabajo, en donde has de pasar muchas horas y tu postura ha de estar lo más correcta posible, si va a juego con el escritorio, mucho mejor.

El resto de la decoración, ya depende de ti, aunque siempre se recomienda que esté relacionada con el trabajo que realizas o de tus aficiones favoritas, lograrás así un ambiente más agradable y relajado para ti.

También te puede interesar:  Armonía y serenidad en la habitación infantil

Fuente: facilísimo