El arte de la pintura y la fotografía es realmente inspirador. Cada pincelada puede llevarte a pensar en un color, una textura, un elemento decorativo, un mueble… Y entonces, ¿por qué no decorar nuestro hogar inspirándonos en nuestros cuadros y fotografías favoritas?

Generalmente, tendemos a amueblar nuestra casa sin tener en cuenta los elementos decorativos y luego suele ser complicado encontrar el lugar ideal para determinados cuadros, que nos encantan, pero no pegan nada con nuestra decoración. Por ello, hoy replanteamos esta fórmula de decoración ¡y empezaremos eligiendo los lienzos!

Lo primero es elegir los lienzos con nuestras pinturas o fotografías favoritas, para ello, os invitamos a visitar esta galería online de cuadros y lienzos donde encontraréis un montón de ideas.

A la hora de elegir los cuadros o fotografías sobre lienzo podéis jugar de distintas formas con las combinaciones, pero os recomiendo que si en una misma habitación queréis usar distintos cuadros o fotografías, estos sean de una misma colección, gama cromática, estilo o autor. De este modo, decoraréis vuestro hogar dando carácter a cada uno de sus rincones.

Una vez elegidos los elementos que destacarán sobre las paredes, buscaremos antecedentes y la historia de ese cuadro o fotografía así como de su autor para poder seleccionar el color de la pared, los muebles y otros elementos decorativos que más concuerdan, no solo desde el punto de vista estético, sino del conceptual, con esas obras artísticas.

A continuación, os muestro algunos ejemplos de cómo decorar una habitación inspirándonos en un cuadro o fotografía:

También te puede interesar:  Viste tu casa de verano (parte 2)

Decoración de dormitorio ZEN

En este caso, inspirándonos en una fotografía de una mujer realizando una postura de relajación propia del yoga, sobre un muelle de madera y con el mar de fondo, hemos seleccionado unos muebles lisos (gama MALM de IKEA), un jardín ZEN en miniatura como elemento decorativo indispensable, una alfombra en tonos beis y con flecos y otros elementos decorativos como libros antiguos o jarrones y vasijas en tonos beis y blanco podrán hacer de esta habitación un espacio de relax perfecto.
decoración habitación con cuadro zen.jpg

Decoración de salón inspirada en Van Gogh

Un cuadro tan reconocido de Vicent Van Gogh como Noche estrellada puede ser una buena fuente de inspiración para dar color a un salón. Partiendo de un sofá y un mueble para la televisión negros, luego introduciremos elementos de color llamativo como son el azul eléctrico y el amarillo limón. Cojines, taburetes, alfombras e incluso unas cortinas, jarrones o un toque de color a algunas paredes no les quedará nada mal.
decoracion de salón inspirado en Vincent van Gogh - Noche estrellada.jpg

Y ahora cuéntanos, ¿cuál es tu cuadro favorito? ¿lo tienes ya decorando tu casa o aún no sabes dónde ponerlo?