Muchos son los materiales que resultan útiles a la hora de confeccionar adornos de Navidad. Dando un paseo por el bosque, o en las ferias de Santa Lucía, podéis encontrar muchos. Vamos a dar un repaso de los principales, y algunas sugerencias.

Abeto

Las ramas verdes sirven para confeccionar coronas. También se utilizan en ramilletes, y como complemento en los centros de mesa.

Las piñas se pueden utilizar como elemento principal en un centro de mesa, a menudo pintadas con colores dorados o plateados.

El árbol entero, cuando es pequeño, se planta en un gran test y se decora como árbol de Navidad. Si después se quiere volver a trasplantar en el medio natural, hay que tener presente de regarlo un poco durante los días que esté en casa, y de ir a trasplantar a una zona adecuada (valles orientadas al norte en zonas de montaña , por encima de los 800m).

Acebo

Es un arbusto protegido, y está prohibido cortar ramas en las plantas silvestres. Sin embargo podéis encontrar en las ferias, provenientes de plantas expresamente cultivadas.

El acebo tiene una hoja dentada de color verde oscuro acompañada de bayas de color rojo. Es muy decorativo en cualquier composición en que lo esté utilizando.

Cardo

La flor del cardo, recogida a finales de verano y secado, se utiliza como complemento de algunos ramilletes.

Cepa (cepa de la vid)

Por su forma sinuosa y retorcida, es muy apreciado para formar cuevas y rincones en el pesebre.

Corteza de árboles caídos

Se utiliza como base para los centros de mesa, o también como complemento decorativo en las coronas.

También se utiliza para formar el portal en el pesebre.

También te puede interesar:  Cómo hacer un posavasos de piedra

Eucalipto

Se suele utilizar como acompañamiento en los ramilletes de abeto.

Hojas secas

Se utilizan de complemento en los centros de mesa. Puedes buscar el contraste con hojas de diferentes colores: amarillos, dorados, púrpuras, fucsias, …

Hojas y ramas verdes

Se utilizan de complemento en los centros de mesa, o para componer ramilletes. Busque plantas con bayas rojas o anaranjadas, y ramitas verdes de pino, de abeto, de boj, de ciprés, de muérdago …