3. ¿Qué tipo de adornos podemos añadir alrededor de la vela?

Dando un paseo por el campo puedes coger piñas, cardos, ramas con forma bonita, hojas de platanero, corteza de árboles caídos, etc.

·         Puedes disponer varias piñas de forma simétrica y ordenada.

·         También puedes poner hojas secas. En este caso es mejor disponer de las “desordenadamente”. Puedes buscar el contraste con hojas de diferentes colores: amarillos, dorados, púrpuras, fucsias, …

·         Añade algunos elementos frescos: ramitas verdes de abeto, de boj o de ciprés, bayas rojas, ramas de muérdago, …

·         Incorpora algunos frutos secos: bellotas (“bellotas”), nueces, avellanas, castañas, …

·         Puedes añadir cintas o lazos, de colores vivos o naturales.

·         Si se trata de una decoración navideña, también puedes añadir pequeñas bolas de Navidad.

Si lo que quieres es darle un ambiente de otoño, puedes utilizar la corteza y las hojas secas al natural, sin ningún tratamiento.

Para decoraciones navideñas es preferible aplicar una mano de pintura plateada o dorada, o bien de purpurina. Simplemente compra pintura en spray, colocas los elementos recogidos sobre hojas de periódico, los peines y los dejas secar.

Si lo que buscas es un ambiente romántico, busca pétalos frescos de flor en colores rosa, blanca y amarillo pálido.

Y recuerda que los verdes, dorados, rojos y plateados dan un aire cálido y navideño. Rosa, blanco y amarillo pálido ponen una nota romántica. Y los colores naturales de la madera y de las hojas secas o amarillentas le darán un aire de otoño.

En este tipo de decoraciones es mejor no encender las velas. Pero si piensas hacerlo, ten en cuenta que todos estos materiales secos son inflamables, así que disponerlos de modo que la llama nunca pueda llegar a tocar, incluso si la vela se consumiera del todo. Y sobre todo no los deje sin vigilancia mientras están encendidos.

También te puede interesar:  Sofá rinconera clásico

Fuente: ana ferra