Hace poco se me rompió el espejo de mi habitación y aunque dicen que da mala suerte, yo no veo mala suerte porque lo que he visto es que me he dado cuenta de la importancia que tiene el espejo en mi dormitorio ¡lo echo realmente de menos! Entonces empecé a pensar en los espejos que podría añadir a mi habitación y cómo hacerlo, por eso me he inspirado para escribirte hoy sobre espejos, ¡pero espejos grandes!

Los espejos pequeños están bien para decorar algunas zonas de la casa, pero cuando hablamos de un espejo funcional… ¡cuanto más grande mejor! Además de que podrás verte y reflejarte de cuerpo entero, también será una oportunidad para que puedas aportar mayor amplitud y luminosidad a las estancias, como por ejemplo en tu dormitorio, en tu salón o en la zona que prefieras de tu hogar.

En el mercado actual puedes encontrar espejos de mil formas, tamaños, con marcos o sin marcos, para poner en los armarios o en las paredes… Pero lo que realmente me importa ahora mismo es encontrar espejos grandes… ¡porque todo son ventajas! Los espejos grandes se pueden integrar sin problemas en cualquier estilo decorativo y además, aportarán gran personalidad a tu hogar, ya que su gran tamaño es esencial para aportar elegancia.

espejos grandes
Fuente: casasrestauradas.com

Al ser un elemento bastante grande será el protagonista de la estancia, pero ¿dónde lo debes colocar? Si tu espejo es más alto que ancho lo puedes colocar en la pared (colgado o únicamente apoyado), pero si es más ancho que alto, entonces siempre deberás optar por colgarlo, puesto que colocado apoyado será un estorbo y además no quedará bien porque no será funcional.

También te puede interesar:  Combinaciones de colores para un salón elegante

Y es que los espejos grandes son y deben ser siempre funcionales por eso puedes pensar bine dónde colocarlo para que además de decorativo te sea práctico.  Y si te gustan mucho siempre podrás tener la opción de decorar con más de uno en tu hogar.