Es uno de los fenómenos televisivos de los últimos tiempos. El programa de Alaska y Mario Vaquerizo ha conseguido ganarse al público por la espontaneidad de sus protagonistas y por el humor con el que afrontar las más variadas situaciones cotidianas. Pero uno de los éxitos del programa radica en el peculiar estilo de Alaska y Mario y de la decoración de su casa.

Seguro que el día que decidieron permitir a las cámaras la entrada a su hogar, no pensaban que se iban convertir en fenómenos mediáticos, especial Mario, ya que Alaska siempre ha sido una referencia de la música desde los años 80. Sin duda, el ambiente y el estilo del hogar de ambos están creando sensación y a buen seguro que muchos ya están pensando seriamente si pintar las paredes en rosa

Como sabemos Alaska y Mario son grandes fans de la estética pop y rock, auténticos melómanos y coleccionistas de objetos vintage. Toda la casa está decorada con todos estos objetos recopilados a lo largo de los años. Desde figuritas de personajes del cine o la televisión hasta cuadros que homenajean a David Bowie y otros hitos musicales de las últimas décadas. Un verdadero horror vacui Pop.

Llama la atención el rosa con el que se decora buena parte del hogar. No es un tono nada habitual, sobre todo como color dominante. Es sin duda un color atrevido y llamativo, y, por ello, a largo plazo puede llegar a cansar.

Otras zonas de la casa están decoradas con verde o violeta. Alaska y Mario decidieron  diferenciar los ambientes de la casa por colores. Es una opción interesante, pero cuya elección definitiva debemos sopesar muy bien. Además abundan los complementos  que imitan el leopardo muy del gusto de la cantante.

También te puede interesar:  Ideas para decorar recibidores

No hay duda de que se trata una casa Pop por los cuatro costados. Una explosión de colores y abigarramiento decorativo que puede servir de referencia a los amantes de estilo.