¿Tienes alguna mascota?, si la tienes te influirá en la decoración del hogar, has de tenerlo todo adaptado y organizado para ese animalillo que tanta compañía hace pero que necesita su propio espacio.

El tamaño de la mascota influye muchísimo a la hora de decorar, si es grande, sus necesidades y complementos, serán a su medida, al igual que si es pequeño, lo serán pequeñas.

Las mascotas necesitan un lugar de descanso, al igual que tú tienes tu dormitorio, ella necesita el suyo, su cestita o camita para refugiarse, hay que acostúmbralos a tener un rincón que sea exclusivamente para él, pues se puede tomar como costumbre algún sillón caro y hacerse el dueño de éste. Cuando les está saliendo los dientes, es otra de las costumbres que hay que adoptarles, su propios juguetes, son los que hay que morder y no otros complementos del hogar.

Para sus utensilios de juego, de morder, de descansar, de hacer sus necesidades… hay cajitas con modelos muy bonitos que forman cualquier figura coqueta, como un carrito, un castillo…

Para depositar su comida, también necesita sus propios recipientes, de los cuales, hay verdaderas maravillas de formas, las hay de estrella, de forma circular, cuadradas… incluso con sus nombres o iniciales, estos recipientes evitan que hayan restos de comida por la casa.

Al adoptar una mascota, tus muebles han de ser resistentes y fáciles de limpiar. Los complementos como figuras o cualquier objeto delicado, has de ponerlos en alto, en lugares que sea difícil de acceder a ellos, evitarás así que se rompan o anden rodando por el suelo.

También te puede interesar:  Laurette, dormitorios infantiles y juveniles con aire retro

Si tu mascota es un gato, probablemente se afile las uñas en sillones, sillas, cortinas… para ello, venden postes de cuerda, en los cuales, ellos acuden para afilárselas y les encanta.

Fuente: estilo y deco