Seguro que en alguna que otra ocasión has tenido en tus manos stickers como estos. Se trata de esas pegatinas redondillas de colores: versa, azul, amarillo… Por lo general, las usan los niños en sus tareas escolares o para hacer murales y ese tipo de cosas. Pero… ¿qué te parece la idea de darles un nuevo uso a este tipo de pegatinas?

Como ya hemos comentando en muchas ocasiones, hay maneras muy originales y diferentes de decorar, con materiales que hasta ahora no se utilizaban para este tipo de cosas. Y sin duda, este tipo de pegatinas son un claro ejemplo de ello.

La idea es la siguiente: utilizar las pegatinas para decorar muebles blancos. Tú puedes elegir la cantidad de pegatinas que pones en cada uno de los muebles, más o menos, dependiendo de tus gustos y del estilo que quieras darle a la habitación o la estancia en la que vas a ponerlos.

Un consejo: no conviene pasarse de stikers, porque entonces el resultado puede ser como este: un tanto agobiante.

Está claro que llenarlo todo de pegatinas no es la mejor idea, porque aunque se ve que los muebles por debajo son blancos, lo que podría desahogar un poco, al estar tan llenos de pegatinas, asfixian un poco. Las paredes también se pueden decorar con stickers, pero sucede lo mismo: si te pasas, queda fatal.

¿Qué te parece la idea? Combina colores, tamaños de stickers… Deja volar tu imaginación y dale un papel destacado a tu imaginación a la hora de decorar con stickers. Como ves, si lo haces con moderación, es una idea muy original y diferente. Y además, otra cosa a tener en cuenta: seguro que te sale muy bien de precio, porque este tipo de pegatinas no son demasiado caros.

También te puede interesar:  Utilizar un arco para separar ambientes

¿Te animas? Ya nos contarás qué tal queda…

Vía| Apartment Therapy