Son muchas las ideas diferentes que puedes poner en práctica a la hora de decorar en tu casa, dependiendo del estilo que quieras crear, de tus gustos personales… No hay duda de que son muchas las opciones y alternativas que pueden funcionar realmente bien en la decoración de interiores, pero la mezcla de estilos es uno de los grandes aciertos para crear espacios muy personales.

La idea de la que vamos a hablar hoy va precisamente en esa línea, en la de crear espacios mixtos, en los que haya una mezcla de tendencias original y con mucha personalidad.

A ver qué te parece esta propuesta… Se trata de colocar un toque moderno y rompedor en una habitación en la que impera un estilo mucho más serio. La idea es la siguiente: colocar una pared de ladrillos, como gastados, en contraste con una estancia con el suelo de madera, un sofá en terciopelo y un estilo, en general, muy cuidado.

No se puede negar que la propuesta es atrevida, pero lo cierto es que merece la pena apostar por ella porque como puedes ver, el resultado es realmente interesante. La mezcla de estilos hace que el conjunto sea muy original. Además, para completar el contraste, puedes optar por colocar cuadros en la pared de ladrillo que refuercen cualquiera de los dos aspectos de la habitación, puedes optar por el lado más moderno y actual, y colocar cuadros a la última, o si lo prefieres, puedes decantarte por reforzar el toque más clásico, con cuadros más señoriales.

También te puede interesar:  La oficina en casa: ideas para aprovechar el espacio

¿Qué te parece la propuesta? Desde luego, es una idea bastante atrevida, pero que puede funcionar realmente bien y aportar a la estancia un toque diferente y muy original. La verdad es que me ha parecido un detalle poco visto, ¡y realmente interesante! ¿Te animas a arriesgar un poco en la decoración?

Vía| Apartment Therapy