decoracion_de_bebe_elegante

Cada padre tiene en claro lo que espera lograr,  en la decoración del cuarto del bebé. Según sea su gusto personal así será el dormitorio infantil. Algunos padres se decantan por los estilos más modernos y los colores más estridentes. Comprobado está que dichos colores no significan nada para el pequeño bebé y que lejos de promover el descanso que necesita, roban la apariencia de relax a la habitación.  Sin duda que todas las decoraciones resultarán elegantes y atractivas.

Pero también es cierto que algunas tienen todos esos ingredientes de elegancia que se requieren, es decir son perfectas decoraciones para cuarto de bebé elegantes. Y las mismas están basadas en algunas cuantas cualidades que debes tener en cuenta a la hora de decorar, si estás pensando en asumir un estilo clásico y elegante de decoración de bebés, para el dormitorio del pequeño rey de la casa.

Esas cualidades son, mobiliario clásico en madera. Lo clásico como bien has pensado supone los estilos de cuna de siempre, esas cunas hermosas que fueron cediendo lugar a las más novedosas apariencias de cunas, pero no por eso dejaron de ser atractivas y cómodas. Son cunas de diseños estilizados que carecen de grandes ostentaciones en ornamentos y detalles pero que en su apariencia son muy atractivas.

El mobiliario todo del bebé debe seguir esa línea clásica, buenas maderas, estilos clásicos y colores naturales que combinan bien con los colores pastel de la habitación, el cortinaje y la ropa de cama. Es importante que decoraciones como papel tapiz o pequeños murales combinen bien con el estilo, es decir con imágenes infantiles clásicas como ositos, pequeños estanques de peces y nada de los murales más modernos que rompen la armonía de un estilo puramente clásico que se quiere lograr.

También te puede interesar:  Mobiliario de los picapiedra

Debe predominar el color pastel como ya hemos dicho, y la decoración del dormitorio del bebé debe concentrarse en dichos colores y sus más delicadas tonalidades. No hay que excederse en los juguetes, cuando el bebé aún es muy pequeño, los juguetes están lejos de resultar más que un obstáculo hay que destinar una zona de la habitación para mantenerlos hasta que él ya pueda jugar.