decoracion infantil

Cuando se tiene suficiente espacio para decorar un dormitorio de bebé muy especial, no debemos conformarnos con cualquier decoración, debemos darnos el lujo de aprovechar al máximo, el espacio. En esta imagen puedes ver como un dormitorio de bebé se convierte además en un pequeño salón anexo, en donde se podrá disfrutar de jugar con el bebé, leerle cuentos, y descansar mientras cuidamos de sus sueños y su juego ¿no es una idea fantástica? claro que sí.

Dividir la estancia con una pequeña pared muy original, es el primer detalle a tener en cuenta. El colorido del dormitorio infantil, tanto en paredes como en cuna, es un tono pastel de encantador celeste que se mantiene en esta área. Una cuna cómoda y segura para el bebé y una pequeña cómoda, son suficientes para crear el ambiente infantil. Pero la decoración se ve realzada con una pintura, que también puede ser un vinilo, de un encantador oso de la serie “Osos cariñosos”. El resultado perfecto para nuestro preciado tesoro.

En cuanto al anexo, pintado totalmente en blanco y con hermosos detalles de flores en las paredes, crea una atmósfera acogedora y relajada en donde disfrutar de la compañía del bebé, y que se convertirá a medida que crezca en un pequeño cuarto de juegos.  Un pequeño sofá, un macetero con flores, y cuadros en la pared, adornan con mucho acierto esta pequeña estancia, en donde cuando el bebé es muy pequeño, podrás disfrutar de leer o simplemente descansar. Un dormitorio infantil ideal.

Una alfombra agrega el detalle chic, y te servirá para jugar con el bebé cuando comience a gatear, cuando juegue ya sentado con sus juguetes de bebé, y siempre podrás vigilarle mientras se divierte. Una forma perfecta de aprovechar tener mucho espacio para la decoración de dormitorio de bebé.

También te puede interesar:  Percha infantil a partir de una pelota de tenis

Imagen: Idéais para decorar