pintura de paredes

Cuando nos decidimos decorar la casa pintando paredes, debemos elegir bien, algunas veces no estamos pensando en volver a pintar hasta luego de dos temporadas, y por ello, quizá debamos encontrar un color que nos guste para otoño invierno que nos sirva también cuando llegue la primavera verano. Pero también pueda ser que lo que queremos es tener siempre un toque de refrescante primavera en casa.

Pintar las paredes de amarillo, es una manera muy atractiva de iluminar la casa, con un color que siempre nos anima y nos hace pensar en días de verano. Así que si eres de quienes disfrutan de la influencia del color en el ambiente, estarás de acuerdo que esta decoración de paredes con pintura amarilla es una elección ideal. El contraste de la misma con el blanco y el negro se traduce en una decoración muy elegante.

La sensación maravillosa de naturaleza, la provee, la decoración del suelo, elegido muy especialmente por cuanto es una manera muy original, pero aún si el decorar con el piso de una manera especial no está en tus planes, puedes aprovechar para pintar paredes de amarillo y lograr esta imagen tan atractiva que ves en esta sugerencia que te damos hoy. ¿Más razones para elegir el amarillo?

El amarillo es un color animoso y energético que te da la sensación de vitalidad, pero sin ser excesivo en este sentido porque el amarillo combinado con blanco como sucede en esta imagen también tiene el sentido de relax que nos gusta. El amarillo se ve elegante con negro y tienes allí el toque de belleza chic para tu decoración de interiores. El amarillo es un gran color para iluminar la estancia y para “ampliar” visualmente la misma cuando no se quiere recurrir tanto al blanco. ¿No te parece suficientes razones?

También te puede interesar:  Trucos para decorar paredes con vinilos

Imagen: Decoración IN