Una habitación con muebles blancos y lisos puede llenarse de personalidad con la decoración de sus paredes. Ese es el caso que os traigo la fotografía de una habitación cuya pared la caracteriza. Y es que, los tonos nude, combinados entre sí y con el blanco y dorados puede ser todo un acierto como en este caso.

Como veis, la composición se ha hecho con varios tonos de beis, uno más claro para las paredes y otro más oscuro para el techo y las columnas de la habitación. Asimismo, se ha combinado con un papel de pared a rayas verticales que lleva ambos tonos.

Por último todos los muebles de la habitación (en este caso podéis ver únicamente el perchero) son blancos, excepto el gran espejo circular sobre marco de madera dorada y estilo rococó.

¿Qué os parece a vosotros la decoración de estas paredes? ¿os animáis a ponerlo en práctica?

decoracion paredes - beis - rayas verticales

También te puede interesar:  Decorar las paredes con colorido