Se pueden hacer infinidad de objetos decorativos reutilizando los corchos de las botellas de vino que vamos guardando, y la mayoría resultan ser muy originales, con diseños espectaculares que llaman la atención.

Bien, pues ¡hoy no iba a ser menos! Os traemos un elemento decorativo con corchos de vino que puedes poner en cualquier pared del espacio de tu hogar, un objeto que puedes hacer tú mismo/a muy fácilmente.

No hace falta que hagas el mismo diseño que te mostramos, que representa el mapa británico, sino que puedes personalizar tú el diseño haciendo la forma que más te guste, ya sea el mapa de tu país, o incluso figuras como un corazón romántico, una estrella, o lo que quieras.

Materiales y herramientas que necesitamos:

  • una lámina de madera o de cartón (para crear la plantilla)
  • plantilla de la forma que queráis hacer
  • muchos corchos
  • pintura acrílica
  • pegamento para madera
  • barras de pegamento caliente
  • pistola de pegamento caliente
  • cuter
  • brocha de espuma en forma de círculo
Fuente: brit.co
Fuente: brit.co

 

Pasos que tenemos que seguir para su elaboración

Primero tenemos que crear la plantilla que vamos a utilizar, de la forma que queramos.

Para cortar la pieza de madera utilizaremos una cortadora láser. Si no tienes una cortadora láser puedes utilizar una plantilla de cartón y recortarla con unas tijeras.

 

 

Fuente: brit.co
Fuente: brit.co

Ahora cogemos la pistola de pegamento caliente y empezamos a pegar los corchos en la madera, con cuidado de no quemarnos con el pegamento.

Con un cuter, podemos cortar por la mitad algunos corchos para rellenar los espacios vacíos de los bordes.

También te puede interesar:  Decorar una pared con fotografías

Vamos a intentar hacer que la forma lo más grande posible para utilizar más corchos y crear un aspecto de puntos. Cortamos dos piezas separadas en la madera en nuestro cortador láser y las pegamos con pegamento para madera.

Si vais a hacer un mapa de vuestro país, podéis resaltar uno de vuestros lugares preferidos con un corcho teñido por el vino, ¡quedará un efecto estupendo!

Fuente: brit.co
Fuente: brit.co

Después, ¡empezamos a pintar la forma!

Para ello mojamos el cepillo de espuma en la pintura y lo aplicamos en la mitad inferior de la forma. Si queremos un degradado como el que vemos en este ejemplo, podemos diluir la pintura en un poco de agua y aplicarlo a los corchos. El corcho no absorbe todo el color, por lo que tendrás que usar las manos para frotar en los corchos.

 

 

Para conseguir ese ombré perfecta use más y más agua al llegar a la cima. El corcho no absorbe todo el color, por lo que usar las manos para frotar en.
Para conseguir ese ombré perfecta use más y más agua al llegar a la cima. El corcho no absorbe todo el color, por lo que usar las manos para frotar en.

Ahora solamente falta coger un martillo y clavar su elemento decorativo en una pared. 

¿Habéis visto cómo fácilmente se puede decorar una pared de manera original sin necesidad de gastarnos mucho dinero? ¡Solo es cuestión de imaginación!